Con lo justo

Author: Rodrigo D. Granados . /


Tuve un amigo italiano que decía: "El mejor plan es vivir muy bien, y morir con deudas"; creo que mi vida ha sido lo suficientemente buena, y lo de morir con deudas lo tengo asegurado, así que ya puedo tachar este ítem de la lista.
Cuando acabé el bachillerato, no me lo podía creer; me dije a mí mismo que ya daba mi existencia por buena. Es verdad que nunca confié en mis posibilidades, o lo que es lo mismo, he dudado persistentemente acerca de tenerlas. Con el tiempo, me fui dando cuenta de que, todo aquello que parecía complicado, era relativamente fácil si ponías el empeño suficiente.
Cuando tuve veleidades musicales, me encontré refunfuñando ante la poca coincidencia entre el gusto general y el particular, y terminé aceptando, que si hay muchos ídolos musicales, es porque hay demasiado "idiólatra" suelto, y si todo el mundo sabe quién es Stephen King, y la mayoría desconoce a Fernando Pessoa, es porque el percal es el que es, y nada puede hacerse al respecto en una sola vida. Aprendí de este último, a medir a la gente por su estatura interior, y que si les das tiempo, luz y riego, crecerán aún más.
Vivir con lo justo, se ha convertido en mi única religión, como los indígenas Konkaak de México, no quiero posesión, sino disfrute; no quiero acumular, sino satisfacer cada deseo que no se interponga en los de otros.
Hoy me despido de Uds. queridos amigos; quiero que sepan que he gozado de su compañía, comentarios y ocurrencias; de nuestras complicidades y desavenencias. En fin, que este ha sido un hermoso tiempo que no olvidaré. Estar vivo es eso, navegar el tiempo, y ser feliz en la barca, todo lo demás, sobra.

17 comentarios:

Pombolita dijo...

¿Y? ¿que dice?, ¿cierra el blog, se cierra a si mismo? ¿que es lo que cierra?
No me gustan las despedidas, no quiero que se vaya a ninguna parte.

Er tomatito dijo...

Con su permiso mae´tro:
un PLIÑÑÑÑ pa Rigoberto

mangeles dijo...

Ohh....Don Rodrigo....con silla amarilla, y pañuelo al cuello, y chaqueta para proteger del aire húmedo del mar.....

Yo sé que no se va....que con ese aspecto maravilloso, está viviendo a grandes tragos la vida...y que ...se pondrá en contacto para volver a jugar por este mundo extraño de acercamientos raros....MUCHOS BESOS Y FELIZ VERANITO.

mangeles dijo...

Por cierto, ...¡vaya pinta Pijo intelectual¡¡...¡No es por incordiar...pero casi parece una foto de Pérez Reverte, por diosssss¡¡¡
Mäs besos

the silver blue sea dijo...

Siempre un placer...

Reyes dijo...

Guapo!!!!!
Avise si podemos seguirle en otros planos, mapas o canales, que allá iremos como vacas o perras, según.
Mil besos , qué estilazo tiene Ud.

Bernardo Lino de la Cruz dijo...

¡Vaya, qué pena!, parece que he llegado un poco tarde a su blog. En cualquier caso, me queda la posibilidad de leer lo anteriormente escrito.
SAbe dónde está mi espacio, me gustaría verle otra vez por allí, y si no pudiera ser, la mejor de las suertes para Ud. Sr. Granado.

Juan C. dijo...

¿Irse? ¿es que se va usted? ¿así por las bravas? Sea donde sea que se vaya usted a retirarse le deseo lo mejor. Que sigan acompañándole la lucidez y esa sencillez de que hace gala.
Créame que echaré de menos sus palabras.

Suerte, salud.
Un abrazo
Juan C.

flower dijo...

Oye niño, tú como el vino, cuanto más años, más bueno.

Estás de foto, aunque la silla desmerece.

Yo le seguiré allá donde vaya. Cierre, haga lo que quiera, pero en cuanto asome la cabeza de nuevo, silbe, por favor.

Que las cosas le vayan mejor cada día.

Un besazo,

flower dijo...

PLIÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ!!!

(Este PLIÑ es de lujo)

Antonio H. Martín dijo...

Pues si se va, amigo Rodrigo, le deseo lo mejor, o sea, que siga navegando el tiempo a su manera y que sea feliz en su barca. Tiene toda la razón: esoes estar vivo, y lo demás no importa.
Pero si alguna vez vuelve, será bienvenido, por supuesto, porque leerle siempre es un respiro, un soplo de aire fresco en este ambiente un tanto asfixiante de idiólatras y tontos del culo (con perdón).
Por cierto, ¿quién es Stephen King?

Saludos de un lector de Pessoa, Hesse y similares.

tequila dijo...

Tras lo mucho compartido en esta su casa, resulta difícil imaginar que hubo en tiempo en que usted llegara a dudar de sus posibilidades o de contar con las virtudes literarias con que cuenta. Quizá, como apunta, todo sea cuestión de empeño y perseverancia: de creer en nuestros "sueños" y luchar por conseguirlos .

Suele ocurrirme que cuando mis gustos son compartidos por la mayoría lo encuentro lógico, y cuando no es así tiendo a asombrarme ante la ceguera de los demás. Sí: aún cuento con un alto grado de ombliguismo en la composición de mi persona, y aunque antes trataba de buscar explicación ahora simplemente lo acepto y me reconforto en el autodisfrute (aunque reconozco que el poder compartir con alguien esos gustos, el comprobar que no sólo tus ojos, tus oídos, tu paladar ... son capaces de percibir y apreciar lo extraordinario; a veces, expande una sonrisa reconfortante en tu persona). Estoy convencida que gran parte de los gustos musicales, o narrativos más extendidos están basados en el desconocimiento: ése formar parte de la masa borreguil- que diría un amigo- a la que en varias ocasiones pertenezco.

Dar tiempo, luz y riego a una persona no es algo habitual en nuestros tiempos. Envolverla en confianza, cuidarla para que pueda desarrollarse y muestre lo mejor: dar tiempo... Es quizá el mejor regalo que puede hacerse y son muy contadas las ocasiones en que me crucé con alguien que dedicara tal desgaste en mi persona.

Vivir con los justo y disfrutar: todo lo demás sobra. Profunda y gran verdad. Conseguir llevarlo a la práctica, no dejándose arrastrar por los mecanismos de abducción que la sociedad consumista crea: eso, no tiene precio.

Me entristecen las despedidas. He disfrutado muchísimo con sus escritos, con sus análisis clarificadores, con su tea -que prendió mi orgullo y ganas de luchar.

Besos... mi querido Sr. Granados

Luisa Arellano dijo...

Tienes otra silla igual que esa donde te solazas?... pues guárdamela para que charlemos de vivir con lo justo y de ser libres como el viento mientras nos comemos una ensalada de tomátes y rúcula de esas que cosechas.

Sé que te debo un manojo de palabras, pero... están tan chuchurrías que si te las hubiese mandado y tú las hubieses olido, habrías caído fulminado porque me parece que mi huerto se ha contaminado con plutonio o selenio o con alguna sustancia nociva y me han desterrado a los mundos de sepe... para que me espabile o calle para siempre...

En fin... que me guardes la silla... porfi y que me dejes un plano para localizarla.

La Mari dijo...

Oiga uste´ Roderico, ¿pero que mes´ta contando, onde ba esta´mejor queaki?, mire que tengo ar tomatito alicaido,reprimio total...
Ainssss, que desgrasia por dió

nacho dijo...

Cada vez se nos hacen más cortos los años y medio. En realidad no son más que una isla entre infinitos, un sueño entre paréntesis o un paréntesis entre pesadillas. Lo único que me queda claro es que no cierra para irse a la JMJ a por una bendición.

Persevere. Nos vemos.

VolVoreta dijo...

Parece una broma lo rápido que pasa el tiempo. ¡Si aún fue ayer cuando abrió la ventana...y ya ha pasado un año y medio! ¡Porca miseria! (que diría su amigo italiano, al que, por cierto, alavo su forma de vivir pero no comparto la de morir. Dejando deudas uno tiene asegurado que le recuerden de la peor de las formas, que por obvio, omito)
Ud. deja un buen sabor de boca... nos alimentó con lo mejor que da la tierra: hortalizas, frutas y sabiduría, y esa pose elegante y sencilla propias de un buen rey que se resume en serlo sin parecerlo.

Lo justo vamos a dejarlo a un lado por ser ésta una palabra de significado relativo; lo que es justo para Ud. puede no serlo para su vecino o para Amador o para la Mari. Dejémoslo aquí. No dude de que le deseo la mejor de las navegaciones...aunque se produzcan tormentas o pinche alguna vela o le falle algún engranaje estoy segura de que sobrevivirá. Y yo que lo vea.

Le dejo un beso Rodrigo.

p.d. Por cierto, aprovecho para despedirme (sí, yo también). En mi caso ha sido in-justo pero no me queda más remedio. Gracias por su compañía por sus palabras por su luz, riego y tiempo.

Hasta siempre.

Logan y Lory dijo...

Como nuestros predecesores comentaristas han puesto más que la guinda en esta despedida, nosotros estimado Rodrigo le vemos partir con un "hasta pronto", porque el adiós siempre nos ha parecido una palabra rotunda, definitiva, sin vuelta atrás. Como somos un tanto románticos esperamos y contamos con su renacer...

Hasta pronto Rodrigo.