Con lo justo

Author: Rodrigo D. Granados . /


Tuve un amigo italiano que decía: "El mejor plan es vivir muy bien, y morir con deudas"; creo que mi vida ha sido lo suficientemente buena, y lo de morir con deudas lo tengo asegurado, así que ya puedo tachar este ítem de la lista.
Cuando acabé el bachillerato, no me lo podía creer; me dije a mí mismo que ya daba mi existencia por buena. Es verdad que nunca confié en mis posibilidades, o lo que es lo mismo, he dudado persistentemente acerca de tenerlas. Con el tiempo, me fui dando cuenta de que, todo aquello que parecía complicado, era relativamente fácil si ponías el empeño suficiente.
Cuando tuve veleidades musicales, me encontré refunfuñando ante la poca coincidencia entre el gusto general y el particular, y terminé aceptando, que si hay muchos ídolos musicales, es porque hay demasiado "idiólatra" suelto, y si todo el mundo sabe quién es Stephen King, y la mayoría desconoce a Fernando Pessoa, es porque el percal es el que es, y nada puede hacerse al respecto en una sola vida. Aprendí de este último, a medir a la gente por su estatura interior, y que si les das tiempo, luz y riego, crecerán aún más.
Vivir con lo justo, se ha convertido en mi única religión, como los indígenas Konkaak de México, no quiero posesión, sino disfrute; no quiero acumular, sino satisfacer cada deseo que no se interponga en los de otros.
Hoy me despido de Uds. queridos amigos; quiero que sepan que he gozado de su compañía, comentarios y ocurrencias; de nuestras complicidades y desavenencias. En fin, que este ha sido un hermoso tiempo que no olvidaré. Estar vivo es eso, navegar el tiempo, y ser feliz en la barca, todo lo demás, sobra.

Intervalo gozoso

Author: Rodrigo D. Granados . /




Este sitio, como todos, es una timba de egos; un tira y afloja constante donde cada uno intenta hacer su santa voluntad sin demasiadas contemplaciones. El "Tomate" Amador por ejemplo, siempre tiene alguna justificación para las burradas de sus incontables churumbeles; "Juan el bestia", un motivo para liarse a mamporros con cualquier desconocido, y "La fofa", un buen negocio entre manos, que generará damnificados con toda certeza.
No es uno de esos lugares bucólicos habitados por campesinos simples y bonachones que salen en algunas películas progres, esto es "el extrarradio profundo"; y sin embargo, podría decirse que es la orillita, comparado con otros sitios que he conocido.
La tierra da lo suficiente para vivir de ella si se trabaja a conciencia; pero casi todos se ganan el jornal en la ciudad, y se refugian aquí por las noches y los fines de semana, en que dan rienda suelta a lo híbrido de su condición.
La manada de la familia de "los Decibelio", va llegando en vehículos discoteca, con los cristales vibrando de emoción, y sus cimarrones, tocan el claxon cuando han aparcado en el amplio patio (después de que les abrieran el portalón y por tanto notado su presencia). Inasequibles a la confidencia, mantienen sus diálogos de tenores hasta el domingo por la noche, en que el calendario se apiada de quienes aman el relativo silencio de extramuros.
Todos se odian más o menos veladamente, y están siempre dispuestos a desacreditarse. Como el ser neutral que soy, o al menos represento, me he convertido en el custodio de toda la malediciencia alusiva a los otros, y en las elegías de la bondad, nobleza y generosidad propias... más o menos como en cualquier parte.
El almacén de La Mari, es el lugar donde nos encontramos cada tanto; allí, "Vicente el de las cabras", me ha preguntado por Don José una media docena de veces en los últimos dos años, en todas ellas le conté que había muerto en la primavera de 2009, y meneó la cabeza otras tantas en actitud que representaba tristeza.
Dicho lo dicho, debo admitir que me gusta este rincón del mundo, para mí es como una especie de Proyecto Hombre para urbanitas; un lugar en el que desintoxicarme de décadas de metrópoli y hacinamiento; además, tenemos los mejores tomates del mundo. ¡Tienen un sabor!, un sabor que me recuerda... a los tomates.

Chico quiere calcetines

Author: Rodrigo D. Granados . /

Reina

Author: Rodrigo D. Granados . /

Reina siempre buscó a un rey; pero no tuvo suerte, porque la monarquía está en horas bajas y no comparte sus delfines.
Desfilaron así por palacio, nobles y plebeyos con coronas del Burger King, para cobrar el peaje de sus sueños, y volverla al punto donde estaba.
Reina en la cocina; lava los platos con la mirada borrosa, y dando la espalda a los suyos. ¿Qué mejor lugar para llorar, que un sitio donde se borran las huellas de este crimen?
Unas manos ciñen su cintura, y siente un estremecimiento; reptan por sus costillas hasta encontrar las bocamangas de la blusa, y se deslizan con un silencio sibilante de serpiente, erizando cada milímetro cuadrado de su piel, al rozar los diamantes oscuros de su pecho.
Reina en la cama, con guantes amarillos de fregar; a medio vestir y medio aclarar, invocando a aquel vampiro de lana del recuerdo; preguntándose aún: ¿cómo se puede ser tan cabrón, y tener tanto arte?

Un cuento infantil

Author: Rodrigo D. Granados . /

Hace muuuucho tiempo, en un país tan lejano que ni salía en Google Maps, un labrador se esforzaba para obtener alimento de la tierra. Era Mariano el hortelano, que araba la tierra para cosechar patatas que vendía en el mercado, y comprar a su vez, las cosas que él no podía hacer o plantar por lo pequeño de su terreno.
Mariano tenía un problema, no veía por su ojo izquierdo porque, cuando niño, se acerecó demasiado a una hoguera y una chispa fue a dar en el sitio en que los ojos guardan los colores, las luces y las sombras. Afortunadamente le quedaba el ojo derecho, y si bien con algunas dificultades, podía cumplir todas las tareas necesarias en su vida humilde y campestre.
Un infortunado día, al haber molestado sin querer a una avispa mientras trabajaba, esta clavó su aguijón en el peor lugar posible... ¡Sí, habéis adivinado!, en el único ojo de nuestro pobre hortelano. Durante un rato, pudo mirar por el agujerito; pero la hinchazón creció y creció, hasta que ya no pudo ver. Todo fueron problemas a partir de ahí; si quería recoger la siembra, no sabía si lo que cogía era una patata, una piedra o una boñiga (lo que le daba bastante asquito por cierto). Nunca llevaba dos calcetines iguales y tropezaba con los objetos que, sin haberse movido, se interponían en su camino. El carácter amable de Mariano, se tornó iracundo y empezó a poner trampas de todo tipo para vengarse de la avispa; venenos, redes, pegamentos y cosas novedosas y horribles que su furia le dictaba.
Las moscas caían como moscas, los saltamontes como saltamontes y las hormigas como hormigas (pero de más bajito). El labriego ciego y los insectos, se estaban haciendo mucho daño entre sí, en aquella guerra. La Liga Mundial de Bichos, decidió enviar una delegación de sus cuatro ejércitos; el del aire, el acuático, el terrestre y el subterráneo (estos eran los más pálidos). Daba gusto ver aquellas formaciones coloridas moverse ordenadamente y sin comerse unos a otros como siempre hacen; vistosas mariquitas, fulgurantes escarabajos; lustrosos grillos (estos eran la banda de música) y un número infinito de especies. Las avispas cerraban el desfile cabizbajas, lo que no se sabe es , si por voluntad propia o cumpliendo órdenes. Tomó la palabra una lombriz, a la que tenían que ir humedeciendo unos asistentes, al no estar acostumbrada a estar al aire libre. Dijo que todos eran uno, bichos y humanos, que vivían en un orden natural, en el que cualquier desequilibrio, era malo para todos; "si no existieran las abejas, las plantas no crecerían por no haber polinización; si se acabara con las arañas, habría tantos mosquitos, que los humanos serían ronchas con patas, y mencionó algunos países en que los mosquitos, transmiten enfermedades terribles, como "La enfermedad del sueño". Esto ocurre en países en que hay otra enfermedad: "La enfermedad del hambre", que curiosamente se cura con patatas y preguntó de viva voz: "¿ Os imagináis andar con hambre y sueño cada día?"
Finalmente firmaron un armisticio, y en pocos días, todo volvió a la normalidad; el ojo de Mariano volvió a ver y a gozar del espectáculo de la vida, y fue aún más cuidadoso con aquellos seres que no malograban sus cosechas, porque había entendido eso de; "Todos somos uno".
Los bichos volvieron a lo suyo desde que el mundo es mundo: dar la tabarra.

*********************FIN********************

Espero os haya gustado mi cuento; quiero que sepáis que, aquellos que tengáis niños, sóis libres de contárselo sin pagar derechos. Seguramente habréis notado que en este relato, no se hace mención a dios alguno, porque el autor es más bien ateo, y sólo venera a La Naturaleza, se ponga como se ponga. Si fuerais creyentes, podéis editarlo a voluntad, y donde yo pongo "Orden Natural" poner lo que os salga de ahí, de la imaginación.
Si alguien se sintiera obligado a hacer alguna contribución, podría enviar por SEUR un bote (aunque sea pequeño) de insecticida para avispas; es que me he quedado con la cara de esa hijaputa.

El regreso del hijo... pródigo

Author: Rodrigo D. Granados . /

Todo vuelve a su cauce; ahora parece que la camarera que acusó al Sr.Dominique Strauss Khan de intento de violación, es prostituta, traficante de drogas, de dinero (y si siguen hurgando llegarán a la conclusión de que es terrorista y blasfema). No es descartable que salgan ahora testimonios de compañeros de trabajo que digan que llevaba niños disecados para merendar o alguna otra de las acusaciones tipo para hundir a alguien. Parece que el descrédito de sus declaraciones está basado en haber mentido para entrar en EE.UU y haber trampeado a la Seguridad Social; pecata minuta comparada con los masivos daños que el FMI o el Banco Mundial inflingen a los pueblos de todo el mundo. Lo que no entiendo bien, es el porqué las mentiras del ex director gerente: que estaba comiendo a la hora de autos con no sé quién; que no le había tocado un pelo a la mucama... (¡Joder, qué puntería!), no surten el mismo efecto descalificador.
Otra reflexión que me hago es que, la cosa debe estar peor de lo que yo creo si una prostituta, traficante de drogas y agente de lavado de dinero, tiene que limpiar los inodoros de un hotel para llegar a fin de mes. Casi prefiero continuar en mi humilde puesto de menesteroso agrario.
Los franceses, que son de lo más patriotero que he visto en mi vida, le recibirán seguro como quien vuelve de ganar una guerra; y en realidad la ha ganado, la de los ricos contra los pobres ...una vez más. La verdad es que no tiene mucho mérito, porque normalmente estos encuentros se saldan por goleada. Al mismo tiempo preguntaría a todos los que le recibirán bajo palio: ¿Dejarían que alguno de sus hijos fuera solo a casa de este señor?
Lo más grave de esta situación, es que nos han dicho a todos: ¡¡Cuidado con lo que haces y con quién te metes!!, porque a él le podrán costar unas monedas sus crímenes; pero a tí, te hundirán para los restos.

EUROPORNO

Author: Rodrigo D. Granados . /

Esta es la mecánica de las finanzas europeas:
Francia le hace un griego a los helenos, mientras estos le hacen un francés a los alemanes. Portugal mira la escena cortando clavos y los irlandeses describen el Sado-Maso con su pluma afilada pero sin tinta.
¿Qué hacen mientras tanto los poderes políticos, judiciales, financieros y patronales de nuestro país?.... ¡¡Qué van a hacer, jodernos a nosotros!!. Tienen la cara dura; ¡pero no son de piedra, y se excitan oiga!
¿Quiénes son realmente los PIGS?

Quinta regional

Author: Rodrigo D. Granados . /




Las ciudades son maravillosas, mantienen alejados del campo a millones de neurasténicos; por aquí ya tenemos bastante con los domingueros decibélicos que de ellas vienen, si en un corrimiento inverso de tierras, tus dominios han quedado cerca de alguna metrópoli.
Nosotros, los paletos, intentamos darle vidilla a nuestro horroroso silencio; a la ausencia de neblumo, los atascos y los inconvenientes de la máxima que rige los conglomerados urbanos: "Hemos decidido vivir infelices, es más barato", comiendo hortalizas que saben a tales, y que la única "E" que les acompaña, es la de esfuerzo.
Es tanta la tensión que produce estar tumbado debajo de una higuera, que ideamos torneos deportivos para canalizar nuestra frustración por no poder disfrutar de la vida citadina.
Tras el triunfo de: "La rojita", nuestros mejores jugadores participan en un torneo organizado por LA FOFA (que es también la encargada de vender los refrescos y alquilar sombrillas)
Lamentablemente, tanto los equipamientos como los campos, tienen terreno para mejorar; pero el entusiasmo de nuestros deportistas de élite, es grande.

***QUEDAN INAUGURADAS LAS CALABACÍADAS 2011***

Una de colorines

Author: Rodrigo D. Granados . /

Ahora que estamos sin blanca; y sabemos que nuestro futuro será negro, nos entretenemos en ponerles verdes como único alivio al marrón que arrastramos. El amarillismo se afana por animar nuestros días grises... y encima, ¡nos espera el azul para rematar la faena!.
La única incógnita sin develar (¿eran dos años que había que esperar no?) es el destino dorado de los grandes arquitectos de este vergonzoso Arco iris.
Menos mal que aún nos queda "La roja"

PARANOIA (El anillo de Giges)

Author: Rodrigo D. Granados . /

La leyenda del aro o anillo de Giges, cuenta cómo un pastor de la antigüedad, encontró tras un terremoto, un caballo hueco de bronce con un hombre de grandes proporciones muerto en su interior. El infortunado gigantón estaba desnudo; pero llevaba en una de sus manos, un valioso anillo. El pastor de aquel lejano reino de Lidia, no pudo resistir la tentación de despojar al muerto de su única posesión. Quizás era esta su primera mala acción, porque todos los que le conocían, le consideraban veraz, noble y honrado.
Al volver entre los pastores, notó que estos dejaban de verle y hablaban de él como si no estuviera si daba vuelta al anillo que su mano lucía ahora. Pronto, tras varias pruebas en ese sentido, se percató de que sólo con ponerlo en aquella posición, podía cometer todas las tropelías que se le ocurriesen, quedando siempre impune por no poder relacionarse con él esos hechos . Creció pues su osadía, al punto de que, aprovechándose del mágico artefacto, asesinó al rey de Lidia y tomó por esposa a la reina.
A partir de esta historia, se inicia la discusión acerca de si el hombre es justo y recto por temor al juicio y castigo de su comunidad; y deja de serlo en cuanto la impunidad está garantizada. Esta tesis es la contrapuesta a la de Rousseau, en la que se parte de la premisa de que el hombre es bueno por naturaleza, y va corrompiéndose bajo la influencia de la sociedad.
En La República de Platón, Sócrates es inquirido por Glaucón para que confirme o refute la idea de la vileza congénita; aquel, aunque con la firme intención de negar esa hipótesis, termina yéndose por las ramas sin dar argumentos demasiado creíbles.
Soy de los que piensan que la cosa es más bien "fifty fifty" (o cualquier otro porcentaje que gente más capaz en la materia pueda aportar); que hay buenazos impenitentes y psicópatas consuetudinarios. Sólo una esmerada educación (que no instrucción) podrá alterar, aunque sea levemente, los porcentajes mencionados.
Nos agarramos con fuerza al tablón con que hemos nacido; y a propósito de esta idea, me gustaría pegar una cita que encontré mientras buscaba información para esta entrada:

"si el hombre no se pegara a su yo como un molusco, habría desaparecido hace rato, mal que le pese a las filosofías indias" (Cortázar 2. 372 - A J. Barnabé).

¿Uds. qué piensan de esto?

Luna roja

Author: Rodrigo D. Granados . /


Subido al tejado de un edificio ruinoso; atacado por una horda furiosa de mosquitos,y una impaciencia creciente cuando a la hora prevista no era capaz de ver nada, tuve el acierto de esperar un poco más. Este es el resultado, espero os guste.

Autocítrica

Author: Rodrigo D. Granados . /

Es una pena que mi lirismo intermitente y trasnochado se haya ido al garete (por no mentar la fórmula A.T.P.C); me doy cuenta de que escribo a golpe de cabreo. No sé si estas pataletas me mantienen vivo o me están matando, la cuestión es que sin mis dosis, el tic del ojo izquierdo y el temblor en las manos (aunque esto creo que es por la edad), hacen que mi calidad de vida esté a la altura de los bonos basura....¿lo ven?, ¡ya estamos otra vez!
Ahora parece que los acontecimientos, inducen a algunos analistas políticos a hablar de la descomposición del Estado. Yo no sé si el Estado está descompuesto o no; pero estoy seguro de quiénes son los que se van a cagar, tanto en ese supuesto como en el otro.
Está la indignación tan en boga, que ya hasta se indignan los jueces, los banqueros y los impositores de las SICAV.
Esta es la crisis de la avaricia, y mientras los avaros no asuman que no siempre se puede ganar más; que de donde no hay no se puede sacar, y los políticos no intenten resolver el resto de su vida en 4 años, mala solución tiene el desaguisado. Por cierto, ¿sabéis cómo se llamaba el demonio asociado a la avaricia y la injusticia?: Mammón. ¡No, si los antiguos sabían mucho!

La penúltima

Author: Rodrigo D. Granados . /

El PSOE (Partido Español), es de izquierdas (moderada eso sí) cuando está en la oposición; y si eso parece, es porque los que insisten en llamarse centristas, son en realidad: la derechona. Cuando les toca gobernar, se mueven en un arco que va desde una socialdemocracia raquítica y pusilánime, hasta un neoliberalismo inexperto y errático. Tras el varapalo de la consulta electoral en comunidades y municipios, algunos de sus dirigentes salieron haciendo una curiosa autocrítica: Que no habían sabido explicar las medidas que a sus votantes les parecieron inexplicables.
La última, la polémica creada ante la reducción de plenos semanales de sus "señoritos", quiero decir que me parece apropiada esa disminución en las comparecencias. El manipulador ilustrado que preside el congreso, actuó como un trilero ante una veintena de adormilados representantes del desprestigio democrático. Si me parece bien la iniciativa, es porque pienso en el ahorro de luz (los iPad gastan lo suyo), agua, teléfono y bedeles, necesarios para tan exiguos resultados. Así podrán ir a insultarse a un bar, donde deberán pagar las consumiciones, y el bochorno de sus: ¡¡Y tú más!! quedará en el ámbito de lo privado. Eso sí, sus peonadas deberán reducirse en un 33% porque, no pensarán que si a todos nos pagan (y bastante peor por cierto) por los días trabajados, ellos serán la excepción ¿no?

15 M

Author: Rodrigo D. Granados . /

He aprendido que, aquellos que no quieren pensar, creen; y se ponen en manos de los que esperan siempre una recompensa desmedida por pensar por los demás. Básicamente, esta es la definición que podría darse de los partidos políticos en general en nuestro país. Estos prebostes indignos de la confianza en ellos depositada, viven en una burbuja suntuosa que no quieren abandonar, y por no arriesgar ese status, pactan con los poderosos abusos, latrocinios y prebendas. Finalmente la indignación salió a la calle, y las plazas se llenaron de Ninis, esto es: NI TRAGAN NI SE CALLAN, y han puesto en el disparadero a todos los que han demostrado que la política puede tener muchas caras; pero todas duras. Es tiempo de una renovación, que no saldrá de las urnas este fin de semana. La tarea de los jóvenes, parados, jubilados y adultos pensantes que acampan en el centro de muchas ciudades (me excluyo porque vivo en el medio de la nada), es dar ese impulso necesario al resto, para que cuestionen la supuesta inmutabilidad del injusto statu quo en que sobrevivimos, mientras políticos y banqueros siguen en su bacanal, dejando para nosotros el esfuerzo. Yo ya sabía que el FMI y el Banco Mundial querían follarnos a todos; pero ahora que parece que van a empezar individualmente, es hora de decir basta.

Presos de inconciencia

Author: Rodrigo D. Granados . /


Mohamed Bouazizi ardió de impotencia y rabia, por las medidas de un gobierno que legislaba y ejecutaba como si el deterioro permanente de la economía de la población no existiera. A lo largo y ancho del mundo, son numerosísimos los estados que cometen el mismo error; se convierten en una camarilla que se dedica a vivir de sus administrados, oficiando de mamporreros del gran capital. Incapaces incluso de renunciar a prebendas tan caprichosas como extemporáneas en tiempos de escasez, los profesionales de la dieta y el despacho, apenas comparten el idioma con los pueblos que parasitan .
Me duele la muerte de este joven tunecino; me hace sentir miserable el no haberme siquiera hecho detener por arrojar piedras a cualquier organismo oficial o cagarme en los muertos del señorío de sus señorías.
Mártir del mundo árabe, lo es también para mí, porque aunque en un grado mucho menor, sufro las mismas injusticias que le llevaron a su trágica y heroica decisión.
Como Diógenes, salgo al mediodía a la calle con mi candil buscando hombres; y puede que no los encuentre porque nadie aún los ha iluminado con la tea de sus tripas. Dóciles y aburguesados, asistimos imperturbables al saqueo de las conquistas que ni siquiera son nuestras (quizás por eso el desinterés); aunque seamos quienes por más tiempo sufrirán las consecuencias.
Veo más pasión y clarividencia, en hombres que están en la sala de espera de la eternidad, como José Luis Sampedro o Stephane Hessel, ilustres veteranos que se rebelan ante el silencio de la mayoría con su discurso incontestable. Hermano Mohamed, prometo hacer lo que pueda para que tu llama arda para siempre, que anide en este candil apagado en que nos hemos convertido; pero desde ya te digo, puedo poco, soy uno más de ellos.

Ya es Primavera en el Córtex

Author: Rodrigo D. Granados . /


Una de mis grandes contradicciones, es desear y temer el final del Invierno; desearlo porque no hay espectáculo más impresionante que el resurgir de la vida a la luz y la influencia de las temperaturas que se suavizan en latitudes como la de Edén. Temerlo, porque mis estaciones físicas no están en consonancia con estos ciclos planetarios, y caen mis hojas a plomo sobre la yerma superficie de mi ánimo. Se paraliza mi interior y las sombras se alargan alcanzándolo todo. Rodeado por una gruesa capa de hielo, el núcleo de mi corazón late a un ritmo insuficiente para empujar su savia vital a cada rama de este árbol adormecido en que me convierto. Los pájaros no encuentran refugio en este esqueleto helado, y se llevan las ideas y los sueños a otros parajes más frondosos; la vida "ocurre" igualmente; pero a la distancia, y puedo verla impotente desde mi constelación de solsticio oscuro y durmiente.
Sé que las estaciones, son una realidad inquebrantable; quizás es por eso que mantengo a un insuficiente retén de insectos zumbones cumpliendo su tarea de luchar por el resurgir cuando llegue el momento; penosa es la tarea de estos, que sólo pueden volar con el escaso combustible a su disposición mientras el sol está alto, y se recogen paralizados por sombras repentinas.
Los árboles siempre nos esperan con los brazos abiertos, decía esta mañana un naturalista, y puedo dar fe de ello, al menos en lo que me toca. Flores blancas en la punta de mis dedos, son el anuncio de que la vida continúa; aunque bajo mínimos.