Una de colorines

Author: Rodrigo D. Granados . /

Ahora que estamos sin blanca; y sabemos que nuestro futuro será negro, nos entretenemos en ponerles verdes como único alivio al marrón que arrastramos. El amarillismo se afana por animar nuestros días grises... y encima, ¡nos espera el azul para rematar la faena!.
La única incógnita sin develar (¿eran dos años que había que esperar no?) es el destino dorado de los grandes arquitectos de este vergonzoso Arco iris.
Menos mal que aún nos queda "La roja"

7 comentarios:

Pombolita dijo...

Ja, ja...muy inspirado y de buen humor. Me alegro

flower dijo...

¡¡Como no iba a decirte que este es uno de los post que más me han gustado de usted!!

Será porque es un post de colorines...

Besos,

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Y también los queda la prensa rosa¡¡¡ que aletarga la materia gris de los seres incoloros.

Besos Rodrigo

Juan C. dijo...

jejje... muy bueno Rodrigo. Bueno, consúelate pensando que el mundo siempre ha sido así de multicolor.
Un saludo.

Antígona dijo...

Estimado Rodrigo, pues yo no sé si es cierto eso de que nos quede “La roja”.

El próximo 6 de septiembre jugará en Logroño nada más y nada menos que contra Liechtenstein, esa noble y honesta nación que se caracteriza por tener 30.000 habitantes y 40.000 empresas. Qué raro, ¿verdad? Ah… no, que se trata de un paraíso fiscal, uno de esos lugares del planeta que debería hundirse hasta los cimientos con un afortunado terremoto o en el que la Merkel debería entrar un buen día con tanques mientras Sarkozy hace lo propio en Mónaco. Se está poniendo en marcha una iniciativa popular para boicotear el partido, si la selección española no aparece por el campo con camisetas del 15-M y se dejan ganar 15 a 0, para protestar por el modo en que países como éste nos están dando por saco al resto del mundo.

¿No le parece una idea estupenda? Yo aún no sé cómo, pero si la cosa sigue adelante, ¡me sumo de cabeza!

Besos!

Reyes dijo...

Entre tanto colorín no veo el gris por ninguna parte, debe ser que en efecto el mundo se ha vuelto de color.
A ver si les sacamos los colores a ls políticos.
Besos desde el sur amarillo.

VolVoreta dijo...

Está hecho un impresionista, desconocía esta faceta suya; Rodrigo D. Granados, pintor...hasta suena bien!

Le dejo un beso Renoir.