Soltar el rollo

Author: Rodrigo D. Granados . /


Hoy tuve oportunidad de saber de dónde proviene esta expresión que todos hemos usado alguna vez; Pancracio Celdrán me explicó que se debía a que en la época de las colonias, a los soldados que cumplían su servicio militar (4 años de servicio), les entregaban un tubo metálico que contenía algunos folios en los que se especificaban las contiendas y campañas en las que el licenciado había servido; su aspecto físico y la evaluación de su conducta. La mayoría de la tropa era analfabeta, así que se las arreglaban para que alguien se los leyese varias veces, hasta que se aprdendían de memoria el discurso que darían en su pueblo al regresar... y muchas otras veces en la taberna. Estas alocuciones épicas eran el fiel reflejo (en algunos casos corregidos y aumentados) de lo que había de heroico en sus vidas de pobres. Los folios, a fuerza de estar contenidos en aquel tubo metálico adquirían el aspecto de un rollo, y comenzó a catalogarse cualquier enumeración de batallitas, más largas de lo prudentemente necesario, como: Soltar el rollo.
Soy uno de esos afortunados que conservan el tubo metálico con la licenciatura, los salvoconductos, y entre otros documentos, la compra de media casa por mi bisabuelo, quien sobreviviera a la guerra de Cuba, los océanos y la epopeya de la construcción del ferrocarril en Argelia, para morir partido por un rayo en el lugar más sosegado posible.

13 comentarios:

ybris dijo...

Realmente curioso. No tenía ni idea.
Se agradece la información.

Un abrazo.

tequila dijo...

No soy una persona que crea en el destino, religiones o estrellas , para explicar acontecimientos con carácter retroactivio. Sin embargo; ciertas muertes absurdas, grotescas o pintorescas me hacen replantear mis teorías al respecto y admitir que en algunos casos excepcionales (motivo por el cual sabemos de ellos) pareciera existir un factor inexorable que lleva a tal fin.

Interesante y esclarecedor es lo que cuenta. Tendemos a utilizar expresiones sin conocer cómo llegaron a adquirir el significado que tienen...

Una maravilla el documento que muestra. Ciertamente es usted afortunado: no sólo por conocer parte de la vida de sus antepasado si no (y sobre todo) por tener en sus manos documentos que le permiten reconstruir; cual puzzles, vidas que conforman la suya más allá de las "historietas" de sobremesa.

Besos

VolVoreta dijo...

Está bien esto de acostarse sabiendo una cosa más. Ahora comprendo que los rollos que soltaban los novios y amigos de antaño, cuando fardaban de batallitas de la mili, en realidad era una costumbre heredada de sus antepasados que había que mantener a toda costa. ¡De buena han librado a las recientes generaciones de féminas con la retirada de la obligatoriedad del servicio militar! claro que pensándolo bien, no sé qué será peor, si las fanfarronadas de antes o el futbol o la play o la wii de hoy en día.

Oiga, Rogelio, ese pergamino es una joya. Consérvelo como bien pueda.

Le dejo un beso.

Luisa Arellano dijo...

¡Qué curioso! no lo sabía; gracias por hacer realidad aquello de "no te acostarás sin saber una cosa más"

Y conserve ese cilindro contendor de una parte de su propia historia.

Un beso enorme.

El Erial d'Aigües dijo...

Supongo que también, muchas veces, se soltaba el rollo para evitar ser reclutado en una nueva leva

Reyes dijo...

Lujazo de post .
Gracias .
....
Y no crea, demasiadas veces ocurre que un resfriado acaba con la vida del héroe .

Besos.

iliamehoy dijo...

Curioso ensalzamiento de hazañas y aspecto físico, valores sin los cuales ni un pobre podía llegar a ser considerado persona.
Una sonrisa

Antígona dijo...

Y yo que tenía la sensación de que nos está soltando usted un rollo macabeo –otra expresión curiosa, no me dirá que no- a propósito del soltar el rollo :P Pero ahora compruebo que no, que ese Pancracio Celdrán existe y es un erudito en temas de esta índole, así que no desconfiaré de su palabra.

Debería usted soltarnos ese rollo que tan bien conserva algún día. Que no todos los rollos son de la misma calaña y los hay pero que muy interesantes. Y a eso suena ese pequeño esbozo del suyo que nos ha dejado.

Como soy de las que detestan estos días, no le felicitaré las fiestas pero sí le desearé buena y, sólo si es buena, larga vida para que pueda usted seguir soltándonos tantos rollos como le apetezca.

Un beso!

Logan y Lory dijo...

Siempre nos vamos de aqui con una lección aprendida sin que para nosotros resulte un "rollo" llevarnos el pergamino del saber ajeno. Gracias por este sorprendente retazo de cultura y aprovechamos para soltarle a usté el rollo navideño: ¡Pásatelo lo mejor que puedas¡ que lo pasado pasado está y el futuro está por venir y los augurios no son alagüeños.

Como decía aquel rollo de historia que nos soltaban sobre los reyes godos : (...) oscuro y sombrío se presentaba el reinado de Witiza..

Lo dicho ¡ Buenas y felices fiestas ¡ y un abrazo doble.

Logan y Lory dijo...

y corregimos lapsus ortográfico : halagüeños... joe¡ que anda uno con los vinillos que enturbian el buen pensar.

Mariola dijo...

¿Sabes a qué me ha sonado a mí? como a fabricar una especie de dignidad artificial, un honor que compense de alguna manera todo aquello a lo que no tendrán acceso nunca (dinero, cultura, derechos...), por las mismas razones de siempre.

Al menos, podían recitar sus batallitas... qué menos!

Bueno, venía a felicitarte las fiestas, espero que pases unos días entrañables en familia :)
Feliz navidad!

Besito

mangeles dijo...

¡¡¡Qué interesante¡¡¡ Pues tenia que ser algo así claro. Jopé con su bisabuelo. Un besote D. Rodrígo y FELIZ NAVIDAD

Sila dijo...

Pero cuando nos va a soltar otro rollo? ¿o es que tiene usted otro rollo por ahi? más interesante..

Buen Año Nuevo a todos!
Un abrazo